En los últimos meses, muchos usuarios nuevos se han unido a la economía del cripto esperando obtener ganancias extremadamente altas y poco realistas. Los medios de comunicación y las redes sociales han sido parcialmente responsables por ello. He visto muchos anuncios y artículos sobre “un sujeto rico que ganó millones de dólares con inversiones mínimas”. No se puede negar que sí existen ese tipo de personas y que no son un mito. Sin embargo, son muy pocos entre miles de inversionistas de cripto. Siendo honestos, creo que para ser una de esas personas, es necesario seguir los pasos adecuados: primero, hay que poseer conocimientos específicos sobre esta tecnología antes de invertir y también hay que ser cuidadosos e intentar elegir el proyecto indicado. No todos los proyectos terminan siendo mil veces más grandes y tener la mentalidad equivocada al respecto, se ha vuelto perjudicial para el ecosistema de criptomonedas, porque muchas personas han estado invirtiendo su dinero en proyectos que son una estafa, sin siquiera haberlos analizado.

 

Hoy en día, muchos usuarios nuevos piensan que invertir en un ICO, equivale a obtener al menos el doble de su inversión en apenas unos días y muchos proyectos han estado adoptando ese comportamiento con la intención de recibir grandes cantidades de dinero y llenar sus bolsillos. De hecho, existen muchos proyectos que no muestran nada más allá de palabras, mientras piden fondos innecesarios por parte de la comunidad. No todos los proyectos son así, pero de verdad hay muchos de ellos que juegan con las emociones de la gente y reciben dinero de inversionistas inexpertos. ¿Cómo es posible esperar que nuestro dinero crezca diez veces más en algunas semanas o meses, si los proyectos en los que queremos invertir dicen poder recaudar más de 80 millones de dólares y el valor en el mercado de su competidor más cercano es de apenas 50 millones?

 

Por otro lado, hay muchos proyectos legítimos que comienzan con un valor bajo en el mercado y que no han recibido la atención que se merecen, así que terminan perdidos entre los demás. Los inversionistas inteligentes deben analizar una gran cantidad de factores antes de invertir cualquier suma de dinero en un proyecto y siempre deben preguntarse cuál será el valor de la compañía cuando finalice el ICO y cuánto dinero se está pidiendo por parte de la comunidad, porque en algunas ocasiones, se solicitan fondos innecesarios y manipulan a la gente con su codicia.

 

Para mí, una manera segura de hacer una inversión en cripto es analizar cada proyecto y esperar a que aparezca el indicado y una vez que lo hayamos encontrado, nuestra inversión podría crecer hasta 50 o 100 veces más. Aunque, si eso sucede, hay que estar preparados para eventos inesperados, como enfrentarse a un mercado en baja y en ese caso sería inteligente guardar nuestras criptomonedas, o como también se le dice, hacer un hodl. También conviene hacer lo mismo cuando nuestra inversión crece tres y hasta cinco veces más, pero lo más importante es tener una estrategia. Una de las estrategias que puede funcionar es vender un pequeño porcentaje de nuestras criptomonedas para recuperar nuestra inversión inicial, pero también es preferible guardar una gran cantidad de ellas si de verdad se cree en el proyecto. Esa es una estrategia estrictamente personal, pero es muy recomendado tener una.

 

Como pueden ver, las expectativas son muy diferentes a la realidad y es necesario trabajar muy duro antes de hacer una inversión. Si se hace una buena elección, se pueden esperar buenas ganancias. Hay algo que las personas deberían tener en mente y es que el mercado del cripto es tan impredecible como la vida misma. Nadie sabe qué pasará en el futuro, ya que por desgracia, no se han inventado bolas de cristal que funcionen, así que hay que recordar que todas nuestras acciones tienen consecuencias.

 

Quisiera concluir esta publicación mostrándoles un par de ejemplos, en donde podríamos preguntarnos: “¿qué hubiese pasado?” y “¿se arrepienten de su decisión?”. Aquí está el primero de ellos:

¿Qué hubiese pasado si este sujeto no hubiese vendido sus Bitcoins en 2010?

 

Este es el segundo ejemplo: